AMLO acusará a vándalos con sus mamás

Tanto comercios como edificios históricos que se encuentran en la ruta de la marcha del 02 de octubre amanecen con protecciones para evitar ser víctimas de los anarquistas

- Publicidad -

El presidente Andrés Manuel López Obrador amenazó hoy a los encapuchados que hagan desmanes en la marcha conmemorativa del 02 de octubre con acusarlos “con sus mamás, con sus papás, con sus abuelos”.

Y es que el jefe del Ejecutivo está seguro que tanto sus padres como sus abuelos “no están de acuerdo” con ese comportamiento, y puso en garantía su propio nombre en caso de que no tenga razón en ello.

Pues considera que la parentela de los anarquistas (o conservadores como los llama el mandatario) seguramente los verían como “malcriados, que no deben andar haciendo eso, les darían hasta sus jalones de oreja y sus zapes”.

Exhorta a los que participen en la marcha de hoy, donde se conmemoran 51 años de la masacre estudiantil de Tlatelolco, a no caer en provocaciones de quienes buscan alterar el orden.

Pide no enfrentar a lo provocadores “sino hacerse a un lado y exhortarlos, llamarlos a que ese no es el camino”.

Durante su conferencia matutina, reiteró que se garantizará el derecho a la manifestación y no se hará uso de la fuerza, al tiempo que se compromete a que nunca más habrá represión, torturas, desapariciones, ni masacres como la de 1968.

El tabasqueño afirma que “estamos en una nueva etapa en la que el uso de la fuerza ha quedado relegado, no se puede hablar siquiera de la razón de Estado, de que el Estado tiene el monopolio exclusivo del uso de la fuerza”.

Y remató: “Nosotros queremos vivir en una sociedad en paz, sin violencia, sin usar la fuerza, convencer no vencer. Convencer, persuadir, dialogar, vivir en armonía, vivir en paz”.

Sin esperar a que los vándalos que aparecen marcha tras marcha hagan caso al llamado a portarse bien, los comercios y edificios ubicados en el trayecto que seguirá la marcha de esta tarde amanecieron resguardados con mamparas y vallas de madera y barreras de metal.

El Palacio de Bellas Artes está protegido por mamparas metálicas.

El Banco de México fue rodeado por barreras metálicas que incluso bloquean el paso peatonal que comparte con el Sanborns de Los Azulejos.

La calle de Madero fue cerrada con vallas metálicas a la altura del Eje Lázaro Cárdenas, que también presenta muchos comercios tapiados con madera.

Se espera también que las mismísimas puertas de Palacio Nacional sean protegidas con barreras de metal, ya que los “malcriados” suelen arremeter contra la que funge actualmente como residencia presidencial.

(Con información de Reforma)

Comentarios