Alemania catea propiedades de esposa de Lozoya

La investigación alemana es distinta a las indagatorias mexicanas

Emilio Lozoya, exdirector de Pemex. (Imagen de archivo)
- Publicidad -

Alemania continúa su investigación por lavado de dinero contra Emilio Lozoya Austin, quien fuera director de Pemex (2012-2016), así como contra su esposa Marielle Helene Eckes al ordenar el cateo de dos propiedades en la región de Baviera, al sureste del país.

Un vocero de la oficina del fiscal de Múnich afirmó a Quinto Elemento Lab que “el martes 21 de julio hemos revisado dos ubicaciones, una dentro y otra fuera de Múnich”.

La investigación inició el año pasado con gran sigilo, esta es la primera vez que las acciones de la policía llegan a la prensa, y la oficina del fiscal en Múnich declinó responder más preguntas.

Esta averiguación es independiente de las que realiza la Fiscalía General de la República. En México, Marielle Eckes está siendo investigada por los delitos de operaciones con recursos de procedencia ilícita y asociación delictuosa, y a Emilio Lozoya lo señalan por haber recibido sobornos de las empresas Odebrecht y Altos Hornos de México (AHMSA).

En Alemania, el cateo a las propiedades de Eckes no pasó desapercibida para la prensa germana, pues Marielle pertenece a la familia fundadora de Eckes Granini Deutschland, la empresa más grande de jugos que tiene su base en Mainz, al suroeste del país.

Según reportes en radio, tabloides y diarios alemanes, elementos de la policía criminal registraron un apartamento en el centro de la ciudad de Múnich, a una cuadra del río Isar, así como una lujosa propiedad con vista al lago de Starnberg, en una exclusiva zona residencial al pie de los Alpes, a unos 50 kilómetros de Múnich.

El diario Süddeutsche Zeitung, reportó “no se sabe dónde está Marielle Eckes. En cualquier caso, ella no estaba presente cuando registraron su apartamento en Múnich”, y creen que los investigadores estarían indagando si la pareja pudo “haber escondido dinero de los sobornos de México en Alemania o si lo canalizaron a través de Alemania”.

Capturado en Málaga en febrero pasado, Lozoya aceptó su extradición para colaborar con la autoridad mexicana. Llegó al país la madrugada del viernes 17 de julio e ingresó a un hospital privado.

Los cateos de las propiedades de su esposa en Alemania ocurrieron cuatro días después.

Alemania es un destino común para la familia Lozoya Eckes, pues en ese país Emilio estudió la preparatoria y ahí fue donde Eckes nació y pasó su infancia y juventud.

La familia Eckes tiene su residencia en Múnich y la pareja Lozoya Eckes acostumbraba pasar sus vacaciones en Alemania.

La madre de Lozoya, Gilda Austin, fue detenida el año pasado al norte del país en la diminuta isla de Juist, donde estaba con los hijos de Lozoya.

Lozoya y Eckes, llevan 14 años de casados, son socios en dos empresas. De acuerdo al registro mercantil alemán, tiene acciones en dos compañías de bienes y raíces establecidas en el distrito financiero de Múnich: ELMO Wolfsburg y ALL-ME Hamburg GmbH.

En México, un juez federal giró orden de aprehensión contra Marielle Eckes el 04 de julio de 2019 por los delitos de operación con recursos de procedencia ilícita y asociación delictuosa. Según la orden de captura, la FGR identificó una cuenta bancaria en Suiza, a nombre de Tochos Holding Limited, que tuvo como beneficiarios a Lozoya y a su hermana Gilda Susana; desde esa cuenta salieron recursos que Emilio donó a Marielle para adquirir una mansión en Ixtapa, a través de un fideicomiso.

Aunque el año pasado, Eckes aseguró que se compró dicha residencia con dinero de ella y de un préstamo de Lozoya, antes que él “entrara al gobierno”.

Sin embargo, la FGR presume que los recursos para adquirir el inmueble, valuado en 1.9 millones de dólares, estaría ligado a las transferencias que recibió el ex funcionario de la constructora brasileña Odebrecht.

Entre las pruebas que los fiscales mexicanos ofrecieron hace unas semanas, en la audiencia donde Lozoya fue vinculado a proceso por el caso Odebrecht, presentaron documentación bancaria procedente de Suiza, incluidos los estados de cuenta y órdenes de pago para la compra de la residencia de Marielle Eckes, el poder que otorgó a un abogado para crear un fideicomiso y la escritura pública del fideicomiso que adquirió la propiedad, operaciones que la FGR asegura no se reportaron a Hacienda.

Con esos elementos, sigue vigente la orden de aprehensión en su contra, a pesar que en agosto de 2019 solicitó un amparo para no ser detenida, pero en marzo pasado se le negó la protección de la justicia.

Hasta ahora, la FGR no ha confirmado si hay una alerta de búsqueda girada por la Interpol para localizar a Eckes, y aunque se desconoce su paradero existen indicios de que continuaría en Alemania.

(Con información de Quinto Elemento Lab)

Comentarios