Advierten que no hubo tortura contra priista en Chihuahua

El Protocolo de Estambul fue aplicado a Alejandro Gutiérrez, ex secretario general adjunto del CEN del PRI, señalado por el Gobierno de Chihuahua de participar en peculado, y todo parece indicar que fue una treta del tricolor, como lo advirtió Javier Corral.

- Publicidad -

Tras aplicarse el Protocolo de Estambul a Alejandro Gutiérrez, ex secretario general adjunto del Comité Ejecutivo Nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI), quien está preso en Chihuahua, los reportes preliminares arrojan que no sufrió tortura.

El Protocolo es la guía que realiza una exhaustiva valoración tanto médica como psicológica a una posible víctima de maltrato o tortura, de acuerdo a estándares internacionales en derechos humanos, el cual se aplica desde el año 2000.

Este examen le fue aplicado a Alejandro Gutiérrez en el Cereso Estatal 1, en Aquiles Serdán, por el Doctor Hernán Reyes, integrante del Human Rights Center, de la Universidad de California, de acuerdo con fuentes cercanas al caso.

Reyes fue coordinador médico de Salud en Prisiones para el Comité Internacional de la Cruz Roja desde 1984 hasta 2012, desde entonces ha documentado torturas y malos tratos en más de 45 países.

El día de ayer, al término de un evento en Ciudad Juárez, Javier Corral, Gobernador de Chihuahua, adelantó que no hubo tortura.

“Siempre dijimos que el señalamiento era una treta del PRI, del candidato José Antonio Meade, pues Gutiérrez ni siquiera ha declarado”, aseguró Corral.

Cabe recordar que en enero, al referirse al caso de Gutiérrez, José Antonio Meade, candidato presidencial por el tricolor, acusó: “Por primera vez en muchos años vemos a un Gobernador que tortura, vemos por primera vez a un Gobernador que engaña, que en Chihuahua se le multiplicó por cuatro la inseguridad y que cada vez que tiene problemas inventa y confronta”.

Y es que unas horas después de que fue detenido Alejandro Gutiérrez en Chihuahua, acusado de desviar 250 millones de pesos para financiar campañas priistas, Meade aseguró que estaría pendiente del caso, ya que reconoció que le tiene afecto personal.

Al parecer Javier Corral ganará otra batalla contra Los Pinos, después de conseguir, a través de la Marcha por la Dignidad, que se le depositaran recursos que le había retenido la Secretaría de Hacienda, y ahora aplicándole un revés a su candidato a la Presidencia.

(Con información de Reforma)

Comentarios