Advierte Concamin pérdida de 1 millón de empleos

De no aplicarse medidas que ayuden a soportar la crisis económica que dejará la pandemia de COVID-19, podrían perderse unas 200 mil empresas en 2020

- Publicidad -

La Confederación de Cámaras Industriales (Concamin) advirtió la pérdida de un millón de empleos en caso de que el paro de actividades no esenciales se prolongue hasta mayo y no se cuente con una estrategia de reactivación económica por parte de las autoridades.

De continuar con la misma línea para enfrentar la pandemia de COVID-19, sin contar con estímulos, al menos 200 mil micro, pequeñas y medianas empresas (MiPymes) podrían quebrar y cerrar totalmente, de acuerdo con el organismo empresarial que dirige Francisco Cervantes Díaz.

En videoconferencia, el presidente de la Comisión de Estudios Económicos de la Concamin, José Luis de la Cruz, explicó que plantean dos efectos sobre el empleo: uno, en la parte formal donde la contracción es cerca de 900 mil empleos, y dos, en la parte informal donde puede existir un daño similar.

Si no se implementa un programa de reactivación económica que gradualmente permita entrar en operación a la mayor parte del sistema productivo, el riesgo que existe es de que los 347 mil empleos que se han perdido hasta el 06 de abril; estimamos que hasta ahorita, es cerca de 900 mil o un millón de empleos, si el programa de contención, llega hasta los primeros días de mayo”, aseveró.

Detalló que para estas estimaciones tomaron como punto de partida lo que las autoridades ya habían planteado sobre los 347 mil empleos formales que se perdieron en el registro del Seguro Social hasta el 06 de abril, la cual indicaron resulta una cifra oficial y correcta.

Qué es lo que se está proyectando, que si el programa de contención dura hasta los primeros días de mayo, este número podría llegar a cerca de 900 mil empleos perdidos o el millón, porque 95 por ciento de las empresas mexicanas son micro y pequeños negocios”, indicó.

Por su parte, José Cohen, vicepresidente de Concamin, subrayó que las empresas están al borde de la quiebra por la difícil situación económica.

“Claramente estamos ante una crisis sin precedente, y es por ello que se deben de tomar acciones en esa misma proporción: sin precedentes. Esto nunca había pasado, esto se está convirtiendo en una crisis financiera. Hoy se interrumpió la fuente de ingresos, no hay ventas, no hay cobranzas y por lo tanto las empresas no pueden seguir pagando, están al borde de la quiebra y el cierre”, aseguró.

“Esto podría ser la estocada final a una industria ya de por sí desacelerada donde claramente se ha dejado de invertir”, comentó.

(Con información de Milenio y Reforma)

Comentarios