Advierte ASF opacidad en el Congreso

- Publicidad -

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) presentó este jueves los resultados del tercer paquete de auditorías de la Cuenta Pública 2018.

En ellos, se reporta que el actual Poder Legislativo conformado en su mayoría por morenistas, opera con opacidad en la comprobación de los gastos que realizan y señala que hay contrataciones con pagos indebidos e irregulares.

Entre septiembre y diciembre de 2018, la ASF constató que la 64 Legislatura actúa con discrecionalidad y se niegan a comprobar el destino del dinero de los mexicanos.

En los primeros cuatro meses de la Legislatura, los diputados se negaron a comprobar 433.6 millones de pesos.

Tan sólo en lo que corresponde al rubro de Atención Ciudadana (cuyos recursos se deben utilizar para oficinas de gestión), se identificaron pagos para despensas, cemento, colchones, almohadas, botanas, pintura, medicamentos y pasteles, entre otros rubros que no tienen nada que ver con la actividad legislativa.

Para dicha partida, se asignan 28 mil 772 pesos al mes por cada diputado.

La ASF revisó una muestra de 272 facturas, por un importe de 962 mil 100 pesos, pero se detectaron inconsistencias como la cancelación de 9 facturas, por un importe de 58 mil 600 pesos, por conceptos como servicios de cafetería, medicamentos, consultorías y papelería, entre otros.

Si bien, dichos conceptos no están prohibidos, existen lineamientos para precisar el destino del gasto de atención ciudadana.

Sin embargo, la Auditoría Superior indicó que los nuevos parámetros tampoco corresponden al destino que deben tener los recursos públicos para atención ciudadana, porque se permiten gastos personales de los diputados.

“Se identificó que se incluyeron conceptos de gasto que no son propios del desarrollo del trabajo del legislador, tal es el caso, entre otros, de tratamientos y estudios médicos e intervenciones quirúrgicas de carácter individual; bienes semovientes siempre que permitan el desarrollo productivo del solicitante, así como servicios funerarios y gastos relacionados con éstos para la ciudadanía”, señala.

(Con información de Reforma)

Comentarios