Acusan a “Rebeldes” del PAN de hacer trabajo sucio al PRI en tema Fepade

- Publicidad -

Senadores de diversas bancadas criticaron la intención de algunos de los llamados “Rebeldes del PAN” de quitar candados a la convocatoria para designar al nuevo fiscal Especializado para la Atención de Delitos Electorales.

El coordinador del Sol Azteca en la Cámara Alta, Luis Sánchez, aseguró que es el PRI el que pretende eliminar los candados previstos en la convocatoria para elegir fiscal electoral, para permitir que puedan participar quienes han ocupado cargos de elección popular y acusó al grupo de senadores disidentes del PAN de “prestarse a ese juego sucio”.

Sánchez Jiménez dijo que en la última sesión de la Junta de Coordinación Política, el coordinador priista Emilio Gamboa consideró que no se podía limitar la participación a quienes han ejercido cargos de elección popular, pero aceptó la redacción con el candado en aras de que se votara la convocatoria.

“Vamos a ver cómo votan, porque los priistas esperan que esos panistas les hagan el trabajo sucio y se cambie de última hora”, aseveró el legislador.

El PRD planteó los candados en la convocatoria para evitar un conflicto de interés y establecer que en los últimos 6 años nadie que haya sido dirigente, representante o candidato de algún partido político pueda registrarse como candidato o candidata a la Fepade; los senadores Jorge Luis Lavalle, José María Martínez o Salvador Vega buscan modificarlo pues, aseguran que eso, trunca el camino de personas capaces para quedarse a cargo de la Fepade.

El coordinador de los panistas en la Cámara Alta, Fernando Herrera asegura que su bancada votará en contra de quitar el candado que impide que al menos en seis años, militantes que han ocupado cargos de elección popular no puedan participar por el cargo de fiscal.

En tanto,  Pilar Ortega, presidenta de la Comisión de Justicia, también panista, aseguró que la mayoría de los senadores del blanquiazul coinciden con el PRD en que se limite la participación para el cargo, no sólo a dirigentes partidistas, sino a militantes que hayan ocupado cargos de elección, pues se evitarían conflictos de interés.

(Con información de Milenio)

Comentarios