Acusan a Maduro de recibir sobornos a través de empresa mexicana

Luisa Ortega, la Fiscal rebelde de Venezuela, asegura que el Presidente Maduro tiene una empresa en nuestro país que vende comida al gobierno venezolano.

- Publicidad -

La ex fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega, quien ha sido fuerte crítica del régimen de Nicolás Maduro, aseguró que diversas autoridades del país, incluido el Mandatario, utilizaron compañías en México y España para recibir sobornos.

Ortega explicó que cuenta con documentos para probar lo que denuncia, los cuales acordó compartir con las justicia de España, Estados Unidos, Brasil y Colombia y en donde también está implicado el número dos de Maduro, Diosdado Cabello, y el alcalde de Caracas, Jorge Rodríguez.

De acuerdo a la fiscal destituida, el Presidente tiene relación con una empresa que vende alimentos a su Gobierno llamada Grand Group Limited, la cual tiene sede en México y cuyos dueños son Rodolfo Reyes, Álvaro Pulido Vargas y Alex Saab, muy cercanos al Mandatario.

Además, en el marco de su visita a Brasil donde participa en un encuentro de fiscales de distintos países de la región, acusó al ex Presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, de haber recibido 100 millones de dólares por parte de la empresa Odebrecht.

Este dinero, acusa Ortega habrá sido pagado desde la empresa TSE Arietis, con domicilio en España, y cuyos dueños son dos primos del propio Cabello.

“En Venezuela no hay justicia. En Venezuela es imposible que se investigue ningún caso de corrupción o narcotráfico. Es la comunidad internacional la que tiene que investigar esos asuntos”, explicó Ortega ante los reporteros que cubrían esta reunión, en la capital brasileña.

Ortega explica que precisamente fueron estas investigaciones a las altas esferas del poder venezolano, que le terminaron costando su trabajo y la obligaron a huir a Colombia, ya que desde que abandonó el puesto el pasado 5 de agosto,  se incrementaron las amenazas en su contra, su casa fue asaltada y clama que sólo gracias a la ayuda de “decenas de hombres y mujeres” venezolanas y colombianas, fue que pudo escapar junto a su marido a Bogotá.

La ex funcionaria de gobierno lanzó una advertencia a toda América Latina, explicando que si la crisis en su país no se detiene, ésta se puede extender a todo el continente.

Según explica, el gobierno de Maduro ha instalado en Venezuela el “derecho penal del enemigo”, el cual busca perseguir y acabar con todos los adversarios políticos del régimen.

Acusa que en su caso, su proceso judicial de destitución duró apenas 32 segundos, y que su sustituto, Tarek William Saab, es acusado por seis casos de corrupción distintos, quien lo primero que hizo en el puesto, fue pedir todos los documentos relacionados con él, para después destruirlos.

Durante el encuentro de fiscales sudamericanos en Brasil, el anfitrión Rodrigo Janot afirmó que el ministerio público venezolano ha sufrido una “violación institucional” y que Maduro ha logrado imponer un “poder político dictatorial”.

Ortega también se reunió con el ministro de Exteriores brasileño Aloysio Nunes, quien al igual que en Colombia se sumó a la oferta de ofrecerle asilo político en el país, tras escuchar un “relato impresionante de cómo se ha degradado la situación en Venezuela”.

(Con información de El País)

Comentarios