Acusan a Lozoya de adquirir astillero casi en quiebra

El hecho se denunció ante la Fiscalía General de la República (FGR) en septiembre del año pasado, por el posible delito de administración fraudulenta

- Publicidad -

Mientras estaba al frente de la empresa estatal, el ex director de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya, adquirió un astillero en España que estaba en proceso de quiebra y que hoy registra pérdidas por 50 millones de euros.

Así lo dio a conocer este miércoles el actual director de Pemex, Octavio Romero, quien detalló que entre abril y noviembre de 2013, el Consejo de Administración de Pemex Comercio Internacional (PMI) aprobó la compra de acciones en el astillero español Hijos de J. Barreras S.A. a petición de Lozoya Austin.

La adquisición del 51 por ciento de las acciones del astillero se llevó a cabo en un escenario en donde se tenía claro que estaba por iniciar el proceso de quiebra, según informó Romero esta mañana en conferencia de prensa desde Palacio Nacional y, además, nunca se tuvo poder sobre las decisiones de él, pues eran los otros accionistas quienes lo manejaron a su antojo.

Luego de la adquisición, PMI contrató al astillero para que construyeran dos flotel (Unidad Habitacional Flotante) para dar servicio al personal de Pemex-Exploración y Producción (PEP) que trabaja en instalaciones de la costa.

Pero el flotel nunca ha sido utilizado a su máxima capacidad pese a que costó 145 millones de euros (más de 2 mil 982 millones de pesos) y no se ha vendido porque el avalúo da una cantidad menor. 

Actualmente es usado por PEP al 70% de su capacidad.

El astillero no construyó ninguna otra embarcación y registró pérdidas por 5.5 millones de euros (más de 113 millones de pesos).

Entre febrero de 2017 y 2018, el astillero celebró cuatro contratos de Construcción de buques, uno de ellos para Ritz Carlton. Por este contrato el astillero otorgó una garantía por 16 millones de euros, la mitad de este monto estuvo a cargo de Pemex.

El titular de Pemex dijo que al llegar el nuevo gobierno intervinieron la administración de los astilleros y la petrolera presentó una denuncia ante la Fiscalía General de la República (FGR), en septiembre del año pasado, por el posible delito de administración fraudulenta. 

El director de la petrolera refirió que, en octubre del 2018, PMI recibió una oferta de compra de acciones, misma que fue rechazada por las condiciones desventajosas de la misma.

Actualmente, el director de Pemex manifestó que existen negociaciones para la venta de las acciones, pero con la condición de que la petrolera pueda recuperar la inversión realizada por 5.1 millones de euros y la garantía de 8 millones más.

(Con información de Reforma)

Comentarios