Acusan a la FGR de detener a persona equivocada por caso Ayotzinapa

Alejandro Gertz Manero, fiscal general de la República. (Imagen de archivo)
- Publicidad -

Familiares de Álvaro Martínez denunciaron que la Fiscalía General de la República encarceló por error a un homónimo suyo que se desempeñaba como agente de la Policía de Iguala y que estuvo presuntamente involucrado en la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

“Quisieron fabricar un culpable, todavía no sale, lo tienen allá en Durango, ahorita no nos han hablado de allá los abogados, si ya se los entregaron o no, pero totalmente es un homónimo al que agarraron, yo creo que presionaron tanto a los servidores públicos que dijeron ‘tráete a cualquiera del Facebook'”, declaró su cuñado Bernardo Pérez, quien además añadió que Martínez, hoy preso en el Penal Federal de Gómez Palacio, Durango, se dedica a reparar refrigeradores, lavadoras, televisiones y bicicletas, y jamás ha sido policía ni es originario de Guerrero, sino de la Ciudad de México.

Pérez detalló la manera cómo aprehendieron a su cuñado en al colonia Agrícola Oriental de la Ciudad de México.

Asegura que, con engaños, los agentes corroboraron su nombre entregándole un supuesto premio por haber hecho una compra en internet, lo cual no era cierto.

Una vez confirmado su nombre, se desplegaron los equipos de seguridad, le leyeron sus derechos y lo arrestaron.

Estuvo varias horas en una sede de la FGR y posteriormente lo trasladaron a Durango, hasta donde su familia, con esfuerzos económicos, tuvo que enviar a la defensa.

“No verificaron su filiación ni su perfil, nada, nada, sí le leyeron sus derechos, nada más (le dijeron) ‘tú te llamas Álvaro Martínez Márquez, tienes derecho a esto, esto y esto, un abogado’ y todos los derechos. Ya cuando se lo llevaron lo tuvieron incomunicado, lo tuvieron allí en la Fiscalía que está en Camarones, y se lo llevaron hasta el siguiente día, que porque no había vuelo”, añadió Pérez.

El cuñado se quejó de que, además de las violaciones de derechos y trampas de la policía, la detención de la persona equivocada ha causado un grave daño psicológico a sus tres hijos y a su esposa, quienes además pasan por una grave situación económica.

“Él va al día con sus hijos, están estudiando sus tres hijos, su esposa le ayuda porque trabaja con mi hermano haciendo aseo de la casa, la apoyamos en sí, él está muy mal económicamente, él nunca ha salido de la ciudad, él trabaja allí en la casa, le llevan televisiones, lavadoras, refrigeradores, para componer, y allí mismo se los dan y se los llevan”, dijo.

“La verdad, le voy a comentar algo, vamos todos al día, con duras penas le pagamos 20 mil al abogado y querían cobrarnos otros 60 mil aparte de los 20 mil por los viáticos. Yo dije ‘pues no, ya no vamos a tener dinero ¿de dónde vamos a tener dinero?, que se revoque su defensa y que agarre mejor uno de oficio’, y desgraciadamente vamos a esperar y a esperanzarnos con la ayuda de Dios, que Dios nos bendiga y Dios nos ayude”.

Ésta es la segunda vez que un presunto implicado en el caso es confundido con una persona del mismo nombre.

El primer caso, ocurrió el 22 de octubre de 2018 cuando confundieron al guerrerense Erick Uriel Sandoval Rodríguez con un narcotraficante del mismo nombre apodado “La Rana”, quien supuestamente disparó contra los normalistas en el basurero de Cocula y luego “limpió” sus cenizas del tiradero.

Sandoval estuvo preso siete meses en el Penal Federal de Durango y las autoridades nunca le ofrecieron una disculpa por el error.

(Con información de Reforma)

Comentarios