Acusan cadena de errores en el caso del choque del BMW

Hasta ahora, las autoridades no han podido ni demostrar que el conductor del auto que mató a cuatro, se encontraba en estado de ebriedad.

- Publicidad -

Durante las audiencias del juicio oral que realiza en el caso de Carlos Salomón Villuendas, quien el pasado 31 de marzo de 2017 se estrelló en Paseo de la Reforma, provocando la muerte de cuatro personas, la jueza Belem Bolaños ha llamado la atención del Ministerio Público en distintas ocasiones, por diversas fallas en su actuación.

Bolaños ha revisado hasta ahora 27 pruebas presentadas tanto por el MP, como por el abogado defensor, sin embargo entre las fallas, los jueces descubrieron a un agente del Ministerio Público, intercambiando señas con una testigo (médico forense que labora también en la Procuraduría), algo que está prohibido durante el juicio.

“Nuevamente advertimos fallas por parte del ministerio público, deben atender a las formalidades que establece para tal efecto el código nacional de procedimientos penales”, explicó la jueza de control.

En otra de las audiencias que se celebró el 18 de enero, uno de los policías de investigación citado como testigo, ingresó armado a la sala, lo cual fue otro error del MP que lo presentó, de acuerdo con Bolaños.

De igual forma, los cuatros agentes que acusan a Salomón Villuendas del multihomicidio culposo, no pudieron presentar las grabaciones publicadas en redes sociales sobre el choque, debido a diversas fallas técnicas.

Así mismo, fueron incapaces de justificar la presentación de un croquis o plano, de manera que un perito en tránsito fuera capaz de explicar a detalle, el sitio donde ocurrió el accidente.

“Nuevamente lo prevengo, perito y agente del ministerio público. Si vuelve a incurrir en las prevensiones que le ha hecho oportunamente este tribunal de enjuiciamiento, se le impondrá una multa de 20 unidades de medida y actualización, disculpe responda lo que se le preguntó”, dijo Belem Bolaños.

Por si fuera poco, las autoridades tampoco han podido presentar hasta el momento un certificado de estado de ebriedad del acusado, pues el médico legista que lo revisó, admitió que lo determinó únicamente mediante una inspección ocular.

Sin embargo, la tarde del martes, Villuendas fue encontrado culpable de homicidio doloso pues el juzgador consideró que el nivel de alcohol que contenía su sangre fue determinante para que sucediera el accidente.

Villuendas era, a consideración del juez, responsable de la seguridad de sus acompañantes. El próximo jueves podría dictarse una sentencia que podría ir de seis a 20 años de prisión.

(Con información de Excélsior)

Comentarios