Acusan al magistrado electoral José Luis Vargas de obtener ingresos extraordinarios

Se presume que las autoridades hacendarias lo investigan por ingresos millonarios por depósitos en efectivo y pagos de Gobiernos estatales

José Luis Vargas, magistrado del Tribunal Electoral del Poder Judicial. (Imagen de archivo)
- Publicidad -

En su portada de hoy, el diario Reforma da cuenta de que la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda detectó presuntos movimientos irregulares en las cuentas del magistrado electoral José Luis Vargas, por lo cual, comenzó una investigación en su contra.

De acuerdo a las estimaciones, entre 2013 y 2017 el funcionario cuadruplicó sus ingresos al recibir depósitos en efectivo, aportaciones de Gobiernos estatales, manejos millonarios en tarjetas de crédito así como la adquisición de dos inmuebles, uno de ellos en la exclusiva zona de las Lomas de Chapultepec.

La publicación refiere que en abril de 2013, cuando ejercía como abogado de asuntos electorales, declaró ingresos por 1 millón 791 mil pesos, y que para 2017, ya como magistrado electoral, sus ingresos alcanzaron los 7 millones 270 mil 317.

Lo anterior, pese a que el tope de ingresos de un magistrado de la Sala Superior anualmente no debe sobrepasar los 4 millones 451 mil 601 pesos, considerando prestaciones, pues de acuerdo con el artículo 101 de la Constitución no pueden aceptar ni desempeñar ningún empleo o encargo gubernamental o de particulares, salvo labores académicas no remuneradas.

Es decir que los ingresos de Vargas, según su declaración anual 2017, fueron superiores en 63 por ciento con respecto a lo máximo que podría recibir.

Además de esa diferencia, se presume que la UIF tiene reportes de movimientos por 14 millones 96 mil 478 pesos durante dos años, entre 2016 y 2018, en una tarjeta American Express que está a nombre del magistrado.

Otro movimiento presuntamente irregular en sus cuentas corresponde a un depósito de 500 mil pesos del Gobierno de Sonora pese a que no pueden prestar servicios a Administraciones estatales.

También son revisados tres depósitos en efectivo: uno de 2016 por 400 mil y otros dos en 2018, año en que tomó decisiones electorales trascendentales, uno por 200 mil pesos, el 13 de julio, y otro por 220 mil, el 17 de septiembre.

Aunado a los ingresos millonarios del magistrado, el diario de circulación nacional dio a conocer que se le ha permitido visitar 16 países de América y Europa con cargo al erario.

Además, tiene a su disposición siete vehículos oficiales: dos camionetas Suburban; dos autos Tiida modelo 2018; un Prius híbrido; una camioneta GMC Yukon y una camioneta Toyota Sequoia, estas últimas blindadas.

Además, lo cuidan cuatro escoltas, tiene chofer y una nómina de trabajadores comparable a la del presidente de la Sala Superior (39 plazas autorizadas), la cual cuesta al año 50 millones 831 mil 504 pesos, pues los sueldos mensuales de sus integrantes alcanzan hasta 234 mil 173 pesos.

Mensualmente, el Tribunal eroga 4 millones 235 mil 958 pesos para pagar la nómina de la ponencia de Vargas.

En ese contexto, cabe mencionar que el titular de la UIF, Santiago Nieto, negó que la información para dicho reportaje haya salido de la dependencia a su cargo.

Si bien, no desmintió el texto, Nieto Castillo señaló que cuando se tiene información importante se procede ante las autoridades competentes.

“La información que hoy publica un medio de circulación nacional no provino de la UIF. En cualquier caso, cuando se tiene información relevante se presenta ante las autoridades competentes no ante los medios de comunicación”, declaró el funcionario a través de un tuit.

(Con información de Reforma)

Comentarios