Acusa Rosario Robles ser rehén de la FGR para que declare contra sus superiores

En 2017, Robles ordenó a personal de Sedatu dejar de utilizar el esquema de contratación que se prestó para el desvío de recursos, aunque se podía usar en casos “ineludibles y debidamente justificados”

Rosario Robles, exsecretaria de Desarrollo Social. (Imagen de archivo)
- Publicidad -

Rosario Robles, quien ocupara dos Secretarías de Estado bajo el mandato de Enrique Peña Nieto, afirmó que la Fiscalía General del República (FGR) ha ofrecido impunidad a sus antiguos colaboradores a cambio de declaraciones “a modo” en el caso de La Estafa Maestra.

A través de una carta difundida en Twitter, acusó que la FGR la mantiene como rehén para obligarla a que señale como responsables a funcionarios de la administración pasada que tuvieran mayor jerarquía que ella.

También señala que tiene conocimiento de que a personal que trabajó con ella se la ha ofrecido impunidad de parte de la Fiscalía “a cambio que declaren lo que ellos necesitan”.

Asegura que no busca salir de prisión “por la puerta de atrás” y rechaza buscar su libertad a través de la figura de testigo colaborador.

Sostiene que no mentirá para obtener su libertad pues confía en que alguien en el sistema judicial tenga la valentía de aplicar la ley, además de esperar una respuesta positiva de los órganos internacionales a los que ha recurrido.

Este lunes, quien fuera titular de la Secretaría de Desarrollo Social entre 2012 y 2015 comparecerá en audiencia intermedia en el Centro de Justicia Penal Federal del Reclusorio Sur, a puerta cerrada.

En esta diligencia se debatirá sobre la petición de la defensa para anular el cargo de ejercicio indebido del servicio público por el que permanece vinculada a proceso y en prisión preventiva.

Robles se quejó de que la audiencia no tenga acceso a los medios para darle transparencia a su proceso frente “a la opacidad con la que la fiscalía ha manejado otros”.

Este fin de semana se dio a conocer que Robles, cuando ocupó la cartera de la Secretaría de Desarrollo Territorial y Urbano (Sedatu), ordenó en un oficio, en enero de 2017, a personal bajo su cargo evitar suscribir convenios con entes públicos. Sin embargo esto fue después que ya se habían desviado mil 747 millones de pesos.

En 2016, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) detectó irregularidades en la Sedatu por desvíos donde se utilizaban estos convenios.

De acuerdo a la acusación de la FGR, durante la gestión de Robles Berlanga en Sedesol y Sedatu, fueron entregados contratos millonarios a universidades y televisoras públicas para realizar servicios, los cuales a su vez empleaban, sin licitación, a empresas privadas que eran fachada.

(Con información de El Universal y Milenio)

Comentarios