Acusa España a ex miembros de Gobierno catalán

AFP PHOTO / Eddy Kelele
- Publicidad -

La Fiscalía General del Estado español presentó demandas por rebelión, sedición y otros delitos contra los integrantes del destituido Gobierno de la región de Cataluña y contra los de la Mesa del Parlamento autonómico, por apoyar un proceso independentista.

El Fiscal José Manuel Maza explicó ante la prensa, que la querella contra los miembros del Gabinete catalán irá a la Audiencia Nacional, porque no cuentan con un foro especial, luego de haber sido cesados el viernes pasado por el Gobierno español.

Los miembros de la Mesa del Parlamento deberán responder ante el Tribunal Supremo, que sí cuenta con un foro especial como parlamentarios, añadió Maza.

En los dos casos, la Fiscalía pide que los acusados sean citados y den su declaración en orden a la eventual solicitud de medidas cautelares por la “gravedad” de los hechos y de los delitos imputados.

El Jefe del Gobierno español, Mariano Rajoy, ordenó el viernes el cese del Presidente independentista de Cataluña, Carles Puigdemont, de todo su gabinete y otros altos cargos, disolvió el Parlamento regional y convocó elecciones autonómicas para el jueves 21 de diciembre, amparado en el artículo 155 de la Constitución española.

Esta fuerte decisión se tomó con la autorización del Senado, después de que el Parlamento catalán aprobara con voto secreto una resolución cuyo preámbulo declaraba un “Estado independiente en forma de República”.

El Fiscal General responsabiliza a los anteriores miembros del Gobierno catalán de decisiones y actos que han producido una “crisis institucional” que culminó con la declaración unilateral de independencia por parte del Parlamento catalán, con un “total desprecio” a la Constitución española.

En el caso de la presidenta del Parlamento, Carme Forcadell, y el resto de miembros de la Mesa, Maza argumentó que éstos permitieron el trámite, debate y votación de la declaración de independencia.

El partido independentista catalán ERC confirmó que se presentarán a las elecciones autonómicas del 21 de diciembre, aunque las consideran “ilegítimas” pues fueron convocadas por Rajoy para restaurar la legalidad constitucional en la región.

Sergi Sabriá, portavoz de ERC, en una rueda de prensa, dijo que las urnas no les dan miedo, por lo que encontrarán la manera de participar.

ERC (republicanos de izquierdas) es uno de los partidos integrantes de la coalición independentista que gobernaba Cataluña y su líder, Oriol Junqueras, era vicepresidente en el Gabinete de Carles Puigdemont.

Las encuestas previas al viernes dan a ERC el primer lugar en intención de voto entre todos los partidos y un sondeo publicado ayer por El Mundo confirmaba esa tendencia.

(Con información de Reforma)

Comentarios