Actos de poder

Olga Sánchez Cordero, secretaria de Gobernación t Jaime Bonilla, gobernador de Baja California
- Publicidad -

Bonilla pone en jaque al sistema judicial.

Un video trasmitido en redes sociales revela que la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero está segura de que “es legal -la Ley Bonilla- porque la norma está vigente”.

Y en eso tiene razón la ministra en retiro, la Ley Bonilla, que amplía el mandato del gobernador de Baja California de dos a cinco años, es una ley vigente porque la Suprema Corte de Justicia de la Nación no ha resuelto las impugnaciones que diversos actores políticos han presentado al máximo tribunal.

Sin embargo, un dicho que se escucha de la responsable de la política interior es lo que pone a temblar a los demócratas de este país: para mí, la norma va a pervivir.

Olga Sánchez Cordero había declarado semanas antes que la ampliación del mandato de Jaime Bonilla era inconstitucional. Pero en el video, grabado luego de la toma de posesión del gobernador de Baja California, afirma todo lo contrario.

La Ley Bonilla está por resolverse, no sabemos cuándo, por los 10 ministros de la Corte. Hoy, en México, la prevalencia de una ley golpista como la aprobada por el PAN en Baja California tiene en jaque al sistema judicial.

Ya el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación declaró la validez de la elección en ese estado y emitió la constancia de mayoría a Bonilla por dos años. Además, calificar la elección quedó firme luego de que Bonilla se desistió de su impugnación en la que quería que se le reconociera un periodo mayor al que marca la Constitución local y la convocatoria con la que participó en el proceso.

Uno de los principios de la democracia en México, la certeza, está a punto de fenecer.

La grabación perversa de Bonilla en la que exhibe a la secretaria de Gobernación es una bomba letal para la democracia mexicana. La confianza de la ciudadanía en la independencia de los Poderes de la Unión, en este caso, la Suprema Corte podría estallar si la determinación de los ministros no brinda certeza a los electores de que su voto cuenta y que, además, se respetan las normas legales. Si rechazan, como muchos deseamos, el intento golpista de Bonilla, los ministros dejarán de manifiesto que es la ley, y no la conveniencia política, la que rige en nuestro país.

A Jaime Bonilla le puede resultar contraproducente haber exhibido a la secretaria de Gobernación, al no estar enterada de que era grabada, pierde toda interlocución, no solo con ella, sino con todas las dependencias del Ejecutivo, la confianza que debe haber entre los miembros del pacto federal. El golpista jugó una carta muy alta y golpeó, muy bajo, a la representante del presidente López Obrador.

Los ministros tienen la palabra.

La Letrina. Francisco Tenorio, alcalde de Valle de Chalco Solidaridad, fue asesinado. Después de que recibió un disparo, Tenorio fue declarado con muerte cerebral. Descanse en paz.

Comentarios