Actos de Poder

Hidalgo, Tamaulipas, 07 de septiembre de 2019.- Andrés Manuel López Obrador acudió al hospital rural de la zona
- Publicidad -

PRESUPUESTO: BIENESTAR Y SEGURIDAD

El fin de semana, el presidente López Obrador estuvo en Tamaulipas en donde anunció que el presupuesto que presentó ante el Congreso tendría como prioridades el bienestar (gasto social), energía (apoyo a PEMEX y CFE) y seguridad.

Es en este último rubro en el que hay que prestar especial atención.

Lo dicho en Tamaulipas, una de las entidades más violentadas por la colusión entre el poder político y el poder criminal, resalta cuando el presidente asegura que la entidad gobernada por el panista Francisco Javier Cabeza de Vaca tiene focalizado el problema de la inseguridad en Nuevo Laredo mientras que en el resto de la entidad los índices han disminuido.

La afirmación presidencial no es poca cosa cuando dos exgobernadores tamaulipecos enfrentan la cárcel por actos de corrupción y relaciones con el narco, procesos judiciales abiertos en México y los Estados Unidos.

Y reconocer que un gobernador panista es quien está bajando los índices de inseguridad no es poca cosa. Por ello, el presupuesto a las entidades que están recuperando los espacios públicos para la ciudadanía requiere no solo de la entrega de recursos públicos de la Federación, sino que también se debe incrementar el apoyo político a quienes están regenerando lo que otros dejaron destrozado.

Hace 20 años, Tamaulipas dejó de ser un destino turístico, principalmente para los vecinos de Texas, pero desde hace dos años, las principales plazas de atracción turística han comenzado a tener importantes grupos de visitantes que ya no ven como un riesgo pasar sus vacaciones en esa entidad.

El presupuesto de seguridad para Tamaulipas, como para Michoacán, Estado de México, Guanajuato, es vital para que la pacificación de nuestro país se logre.

La seguridad de cada mexicano es indispensable para que la Cuarta Transformación que desarrolla el presidente López Obrador se afiance en la vida cotidiana de este país.

Solo con seguridad, habrá bienestar.

La Letrina. Presuntos estudiantes de la Facultad de Ciencias Políticas de la UNAM realizaron actos de “sabotaje” para impedir la participación de Ricardo Anaya, excandidato presidencial del PAN, en un diplomado. Los porros encapuchados se dijeron simpatizantes del gobierno del presidente López Obrador, lo que jamás comprobaron.  Cuando los extremismos, cuando la intransigencia le gana a la libertad de cátedra en un centro como la UNAM, no pierde al que no dejan manifestar libremente sus ideas, pierde la UNAM y su comunidad y, más aún, pierde México un espacio de debate.

Comentarios