Actos de Poder

- Publicidad -

¿Complot?

Andrés Manuel López Obrador aseguró que el INE actuó “de mala fe… con la intención de afectarnos políticamente porque están molestos, los conservadores están digiriendo todavía lo que sucedió porque se sentían dueños del país”.

Para quien será el próximo presidente de México, hay un complot fraguado por la Secretaría de Hacienda, el INE y un periódico nacional. Afirma que buscaban dar un golpe espectacular en su contra y que pensaron que él se quedaría callado.

Quien conoce a López Obrador sabe que cuestionar su honestidad lo pone más allá del enojo. Y por eso este sábado salió a manifestar su postura ante las multas que le impuso el INE a Morena.

Dice que no hará caso a los asesores que le piden que se quede callado, porque es lo políticamente correcto.

A veinte días de su triunfo, López Obrador es el centro mediático de México. La Administración de Peña Nieto aún no concluye, pero pareciera que el mandatario ha salido de la escena pública a propósito para no ser el objetivo de los medios.

Yo soy de los que creen que López Obrador debería permanecer menos expuesto a los vaivenes de la opinión pública. También creo que en el tema del fideicomiso tendrían que ser Horacio Duarte, representante de ese partido en el INE, y Gabriel García, secretario de organización de Morena, los que deberían dar la cara y explicar paso a paso la operación con los recursos que se destinaron a los damnificados del 19 de septiembre.

Primero, porque deben dejar claro, ahora ante el Tribunal Electoral, que el fideicomiso y Morena no son lo mismo.

Después, ya que el escándalo escaló por las acusaciones del INE, dar a conocer quiénes fueron lo beneficiarios de los recursos y que ese dinero no fue nunca una dádiva a cambio de votos.

Andrés Manuel López Obrador está buscando la reconciliación entre mexicanos. Si va a ser así, es momento que se ponga por encima de los debates con otros actores políticos para ser el eje de la concordia.

El próximo presidente de México está en todo su derecho de expresar lo que quiera y debatir sobre los temas que se le antojen, pero eso será usado por sus detractores para calificarlo de autoritario y tendrán pretexto para buscar obstruir su intención de pacificar al país.

Por eso creo que ya es momento para que sus colaboradores de Morena asuman la responsabilidad de esas tareas. La explicación del fideicomiso le toca al partido, no al que fue su candidato y que será el primer mandatario de la nación.

La prudencia de López Obrador será bienvenida.

La Letrina. Un choque el viernes en la carretera México-Pachuca dejó al menos 13 muertos. Una camioneta de transporte público se estrelló en contra de una góndola estacionada en el acotamiento de esa vía de comunicación. Hay algo que desde hace años hacen los transportistas, con el beneplácito de las autoridades estatales: modifican la camioneta para transportar más pasajeros.

Lo más seguro es que ninguna de las personas fallecidas tuviera puesto el cinturón de seguridad y también es seguro que ese aditamento que salva vidas no exista en esas camionetas.

Esa es otra de las muestras de la corrupción que impera en el Gobierno del Estado de México.

Por eso, el gobernador Alfredo del Mazo se limita a expresar condolencias y a pedir a sus subalternos que apoyen a los familiares de las víctimas. No habrá castigo para la autoridad que permitió que esa camioneta recorriera calles y avenidas de la entidad sin ningún aditamento de seguridad para los pasajeros. ¡Son unos criminales!

Comentarios