Actos de Poder

- Publicidad -

¡Así no!

Los grandes empresarios del país reaccionaron a las declaraciones de Andrés Manuel López Obrador cuando el candidato de Morena los identificó como parte de la desgracia de la nación. “¡Así no!”, clamaron.

Hasta hoy, los potentados se hacen oír. No los escuchamos cuando 43 alumnos de la normal de Ayotzinapa fueron desaparecidos por un grupo criminal con la ayuda de agentes de seguridad de Iguala, de Guerrero y ante la aparente inacción de la Policía Federal y el Ejército.

Los hombres del dinero poco han mencionado los casos de Tlatlaya o los miles de desaparecidos que desde el Gobierno de Felipe Calderón se registran en México. Quizá su silencio se deba a que algunos de ellos fueron los que impusieron al panista que ensangrentó la vida cotidiana de este país.

Cuando el candidato personificó en cinco de esos grandes empresarios a quienes financian la guerra sucia en su contra, las cúpulas empresariales amenazaron. Ellos, aseguran, garantizan un millón de empleos. Afirman que desvelarlos a la opinión pública es un atentado a la estabilidad económica del país y que López Obrador es un riesgo para la tranquilidad social.

Los “machuchones” (gente de poder, en tabasqueño) de México pueden difundir spots con contenido político-electoral usando niños para dirigir sus descalificaciones al candidato que no les conviene. Y emprenden una fallida campaña por la libertad de expresión cuando están violando la Constitución, las leyes electorales y, peor, todo aquello que protege a los niños de ser usados como carne de cañón.

Todos los mexicanos, desde el más pobre que sobrevive en el campo, hasta el dueño de empresas trasnacionales, tiene el derecho de expresar su preferencia política, y más en estos momentos definitorios. Lo que no deberían hacer es manipular a la opinión pública y, de plano, dar la cara a favor de sus candidatos.

A los empresarios no les gusta López Obrador. Pero muchos de ellos hicieron negocios en la Ciudad de México cuando el señor fue jefe de Gobierno. Y eso, no es malo, por el contrario, la actividad empresarial da sustento a las buenas finanzas del país y de las familias que viven de su trabajo en la Iniciativa Privada.

Sin embargo, no es con spots y con desplegados en la prensa como los empresarios van a influir en la contienda electoral de este año. Lo que hicieron en 2006 les sirvió para imponer a un presidente que usó la fuerza del Estado para intentar legitimarse, pero que nunca fue reconocido por casi la mitad de los mexicanos.

Las cúpulas empresariales deben entender que si bien sus inversiones son importantísimas para el desarrollo del país, el 70 por ciento de la planta laboral la generan las Pequeñas y Medianas Empresas (PyMES) que son al mismo tiempo proveedores y consumidores de lo que sus grandes empresas producen.

Así no, señores empresarios. No es atacando al candidato al que no quieren en la Presidencia como van a tratar de mover el tablero político de México. La primera tarea debe ser la de respetar la voluntad del electorado y, si a sus intereses conviene, invertir, producir, generar riqueza.

Los chantajes ya no son de esta época. Nos toca a todos, construir un nuevo país. Puede ser con López Obrador, con Meade o Anaya, pero en México ya no nos podemos permitir la llegada de otro Calderón que, arropado por el poder del dinero, llevó al país a una de sus etapas más violentas y sangrientas en la historia moderna de la humanidad.

La Letrina. Otro político ha sido asesinado. El candidato de Morena a la Presidencia Municipal de Tenango del Aire, Estado de México, fue, al parecer sacado de su casa, torturado y asesinado. Su cuerpo fue tirado en calles de la cabecera municipal de Ixtapaluca. Adiel Zermann Miguel era militante del Partido Encuentro Social. Ya había sido presidente de Tenango del Aire postulado por el PRI. En febrero, el dirigente estatal del PES, Vicente Onofre, había sido víctima de un atentado en Chalco, municipio al que gobernó hace tres trienios. Estos ataques se registran mientras se desarrolla la postulación de candidatos a diputados locales y presidentes Municipales en la alianza Juntos Haremos Historia. Muchos de los candidatos que ha postulado el PES en el oriente del Estado de México, son expriistas que usan sus lazos con PES y el PT para infiltrar al Movimiento de Regeneración Nacional.

Comentarios