Actos de Poder

Con la salida de Santiago Nieto de la FEPADE, el PRI-Gobierno tiene el camino pavimentado hacia el 2018.

- Publicidad -

Sin fiscales y con Santiago Nieto doblegado ¡el PRI está de fiesta!

Santiago Nieto optó por desistir a su exigencia de que le explicaran por qué lo destituyeron y que lo reinstalaran como el Fiscal que perseguía los delitos electorales.

Dejó en mal a todos quienes lo defendieron, y su renuncia a seguir en el cargo le dio espacio al PRI-Gobierno para maniobrar a su favor en el proceso electoral de 2018.

Quienes pensaron que Nieto Castillo daría la pelea hasta el final se llevaron un puñetazo en la cara cuando éste desistió.

Panistas, morenos, perredistas, la oposición en su conjunto, perdió la oportunidad de tener un contrapeso dentro del sistema electoral.

Los partidos políticos y la opinión pública, no confían ni en el Instituto Nacional Electoral ni tampoco en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

Santiago Nieto era, en la FEPADE, el único que se había puesto a trabajar en contra de los delincuentes electorales como Javier y César Duarte, los ex gobernadores priistas acusados de desviar recursos públicos en favor de su partidos y sus candidatos.

Pero en el Caso Odebrecht, en el que desde Brasil acusan al PRI, a su candidato en el 2012 y a Emilio Lozoya de recibir sobornos que fueron a dar a la campaña, como pocas veces, el peso del Estado se sintió.

De un momento a otro, el hombre de leyes, como se llama a sí mismo Nieto, sucumbió ante el poder que se le echó encima.

No fue el hombre de Estado que dijo ser, el que a pesar de las presiones, habría dado la pelea hasta el final para que las instituciones recobraran la confianza ciudadana.

Con la salida de Santiago Nieto de la FEPADE, el PRI-Gobierno tiene el camino pavimentado hacia el 2018.

El sistema de procuración de justicia está descabezado.

Sin Procurador General de la República, sin Fiscal Electoral, sin Fiscal Anticorrupción.

Éste es el mejor escenario para el tricolor: no tienen a nadie que les impida seguir lucrando con la pobreza cuando reparten sus despensas y sus tarjetas rosas a cambio de votos, al fin que tanto el INE como el Tribunal Electoral ya avalaron esas prácticas viles.

El PRI-Gobierno puede apuntalar a sus candidatos con los programas sociales. No sólo le servirán a quien vaya por la Presidencia, también a quienes sean candidatos a gobernadores, senadores, diputados federales y locales y alcaldes.

El mejor de los mundos para el PRI.

La guerra sucia se va llevar entre sus víctimas a opositores, a críticos del sistema, a periodistas no alineados con el poder, a militantes de partidos que se conviertan en una amenaza para que el dinosaurio desaparezca del territorio nacional.

El PRI está de fiesta.

La Letrina. Los tiempos de los políticos son inentendibles para los mortales. Durante semanas, Ricardo Monreal buscó que Andrés Manuel López Obrador diera señales de vida luego de que la nomenclatura morenista lo arrasara en la encuesta en la que se determinó que Claudia Sheinbaum fuera nombrada Coordinadora de Organización de Morena en la Ciudad de México. AMLO dijo que espera que Monreal no se vaya con “La Mafia del Poder” pues lo necesita no sólo para cambiar la Ciudad de México, sino al país entero. ¿Tarde para el llamado? Lo sabremos cuando Ricardo Monreal responda a la voz de quien fue su líder en los últimos 20 años. López Obrador también se acordó de otro de sus aliados en estos días. Según reportes de la prensa, también dijo que Marcelo Ebrard tiene un lugar especial para acompañar la regeneración de la patria. Esto se da luego de que se habría filtrado una supuesta reunión entre Andrés López Beltrán y Marcelo en algún lugar del país. Marcelo negó el encuentro vía mensaje de texto a Manuel Feregrino, el periodista que co-conduce todas las mañanas con Ciro Gómez Leyva un programa radiofónico. Andrés Manuel sabe que a Marcelo se le persigue políticamente luego de que lo acusaran de las fallas de la Línea 12 del Metro. Fallas que, por cierto, no surgieron ni se generaron en la administración de Ebrard. ¿Marcelo y Ricardo le tomarán la palabra a AMLO? ¿Correrán junto a él en el 2018?

Comentarios