- Publicidad -

¿Quién gana hoy?

La respuesta debía ser “los mexiquenses”, pero no es así.

Todo mundo responde que la contienda está tan cerrada que puede ganar la maestra Delfina Gómez de Morena o Alfredo del Mazo, el candidato oficial, el del PRI.

Si gana Delfina, gana el Grupo Texcoco.

Si el vencedor es Alfredo, refrenda el Grupo Atlacomulco.

Si Del Mazo se impone, gana la maquinaria, la burocracia, el billetazo y la complicidad de autoridades municipales, estatales y federales que invirtieron todo a su alcance para mantener la nomenclatura intacta.

Si gana Delfina, triunfó el hartazgo al cacicazgo de los Tolucos, la corrupción tricolor.

Si pierde Alfredo del Mazo habrá sido derrotada la estrategia de los levantones contra los operadores de la oposición; tirar las casillas por la vía “legal” por medio de los notarios mexiquenses que tienen la encomienda de dar fe de que hubo irregularidades. Habrá perdido también el miedo de los electores a votar libremente.

Si pierde Delfina, se verán truncas las aspiraciones del Grupo Texcoco de imponer un nuevo cacicazgo en la entidad. Ellos ya prometieron alcaldías, diputaciones y cargos en las estructuras estatales y municipales.

En ningún caso ganan las propuestas, mucho menos los mexiquenses.

El Estado de México tiene tres sexenios hundido en la inseguridad, la violencia, la corrupción.

Si gana Delfina será un respiro, o más bien, suspiro para los mexiquenses. Si gana Del Mazo respiran los que tienen un lugar en la nomenclatura tricolor.

Los mexiquenses sólo habrán ganado hoy si salen masivamente a votar y quien sea electo esté permanentemente vigilado en cada uno de sus Actos de Poder.

La Letrina

Los conocen como los TTT. Así llaman algunos militantes de Morena a los operadores impuestos por Higinio Martínez, alcalde de Texcoco, y Rigoberto Salgado, delegado en Tláhuac. TTT significa Traidores de Texcoco y Tláhuac. Traicionaron a la militancia del oriente mexiquense. Aún con ello, las estructuras que en los últimos meses se levantaron en Morena dan para ganar. Si la vulgar ambición de los TTT no reventó a esos cuadros, esa región será 100 por ciento Morena.

Comentarios