Aclara Lighthizer que agregados no son inspectores

Senadores ya contemplan la renuncia de Jesús Seade ante una posible omisión

- Publicidad -

El Representante Comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer afirmó que los cinco agregados laborales contemplados en la ley de implementación estadounidense del nuevo acuerdo comercial entre los tres países de América del Norte, mejor conocido como T-MEC, no serán inspectores.

A través de una carta dirigida al subsecretario para América del Norte, Jesús Seade, el funcionario estadounidense detalla que, tal como ocurre en las embajadas de México en otros países, la suya cuenta con enlaces de apoyo en la misión diplomática, especializados en temas como la agricultura, defensa, comercio, justicia y tesorería.

La Administración incluyó lenguaje en la legislación de implementación del T-MEC que autoriza a hasta cinco agregados del Departamento de Trabajo para trabajar con sus contrapartes mexicanas, trabajadores y grupos de la sociedad civil en la implementación de la reforma laboral mexicana, incluso proporcionando asistencia técnica y desembolsando fondos para el desarrollo de capacidades y brindar asistencia al nuevo comité laboral interagencial del gobierno de EU. Estas personas no serán inspectores de trabajoy cumplirán con todas las leyes mexicanas relevantes”, refiere el texto difundido este lunes.

Lighthizer asegura, además, que las verificaciones estarán en manos de los páneles trilaterales que se habían acordado en la firma de los agregados al T-MEC.

“Esas verificaciones serán conducidas por los panelistas independientes y no por los agregados laborales”, aclara.

El Representante Comercial cierra urgiendo a la pronta aprobación del tratado.

“Espero con interés trabajar con usted y sus colegas para garantizar que el acuerdo entre en vigor lo antes posible”, apunta.

El viernes pasado, fue presentada en Estados Unidos la iniciativa de ley para la implementación del T-MEC, que incluye el establecimiento de hasta cinco agregados laborales en la Embajada de ese país en México que revisen la implementación de la reforma laboral, lo cual desató una intensa polémica.

Seade dijo que era algo inofensivo no obstante que viajó a la capital estadounidense para buscar una explicación.

En ese contexto, senadores de oposición, como Damián Zepeda, del PAN, demandaron la renuncia del funcionario federal por considerar que pudo haberle mentido a la Cámara Alta.

Está en juego la permanencia en el cargo (de Seade). Lo primero que tiene que haber es rendición de cuentas (…) tiene que haber una responsabilidad, pero lo primero que exigimos es la verdad. Si fue ingenuidad, procede que deje el cargo, pero si le mintió al Senado procede una responsabilidad”, afirmó el legislador blanquiazul ante la posible omisión de Seade de informar al Senado el supuesto agregado.

Si quedase en evidencia que el subsecretario o no brindó la información eficiente u omitió información, claramente estaría en una falta que implicaría que dejara el puesto”, dijo por su parte el independiente Emilio Álvarez Icaza.

Si se trata de un ocultamiento de información al Senado, por supuesto que estaría en juego la confianza y claramente él debe dejar el cargo, aunque todavía no tengo elementos para saber si ese es el caso”, añadió.

(Con información de Milenio y Reforma)

Comentarios