Aclara Fiscalía de Guerrero que no es seguro que cura asesinado sea narco

A través de un comunicado, la dependencia negó que su titular haya reconocido algún vínculo directo entre el sacerdote y organizaciones del crimen organizado.

Imagen de archivo.
- Publicidad -

La Fiscalía General del Estado de Guerrero aclaró que el fiscal Xavier Olea Peláez no mencionó en ningún momento que el sacerdote Germaín Muñiz García, ejecutado el lunes pasado en la carretera Iguala-Taxco, fuera miembro de algún grupo de la delincuencia organizada.

En un comunicado se explica que Olea Peláez refirió sobre las fotos del sacerdote Muñiz cargando un rifle que “dichas fotografías circularon durante mucho tiempo en las redes sociales, de lo que deviene que en tanto la sociedad como grupos delictivos contrarios observaron dichas imágenes, así como la nota que acompañaba a dichas gráficas, relacionándolo con uno de los grupos delictivos de la referida zona”.

“Como se indica con claridad, el fiscal general del estado jamás apuntó que el sacerdote Germaín Muñiz García estuviera vinculado con un grupo de la delincuencia organizada, sino en que las gráficas que se difundieron en redes sociales y que son de dominio público, se señaló que aquél estaba relacionado con uno de los grupos delictivos de la zona”, agrega el texto.

La Fiscalía destaca que Olea Peláez reitera que las investigaciones se basan en datos e hipótesis que pretenden arribar a la verdad jurídica e histórica a la mayor brevedad.

(Con información de Excélsior)

Comentarios