9 millones de familias sufren el mayor impacto de la inflación

En estos hogares el incremento de precios fue mayor al general en 2017

- Publicidad -

Los efectos del 2017, el año con la mayor inflación del siglo presente y el más sangriento de los tiempos recientes en México, aún no terminan de salir a la luz por completo; sin embargo, es un hecho que en términos económicos el sector de la población más afectado por el incremento de precios nuevamente fue el de menores ingresos.

Es decir, el fuerte repunte de la inflación en 2017 encareció la vida de todos, pero afectó más a los que tienen ingresos más bajos.

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), los bienes y servicios cuyos precios reportaron mayores alzas el año pasado, como gas LP, gasolina, transporte y algunos productos agropecuarios, tuvieron mayor impacto en el gasto de este segmento de la población.

Estos incrementos se vieron reflejados en las vidas de casi 9 millones de familias, es decir, en el 27% de hogares, que registran ingresos de hasta tres salarios mínimos.

En estas familias, en el mejor de los casos, tienen percepciones por 7 mil 201 pesos al mes y la canasta de bienes y servicios que consumen subió 7.42%, cifra superior a la inflación general, que en 2017 llegó a 6.77%, la más alta registrada en lo que va del presente siglo para un cierre de año.

Un grupo de 19 productos que son consumidos regularmente por una familia de cuatro miembros en una semana, que incluye carne, leche, huevo, refresco, fruta, pan, tortillas, transporte entre otros bienes y servicios, tuvo en términos generales un incremento de 24.62% en el año, al pasar de mil 502.5 pesos en diciembre de 2016 a mil 872.41 pesos al cierre de 2017.

Entre los productos, destaca el cilindro de gas LP de 20 kilogramos, que a finales de 2016 costaba 261 pesos y al cierre de 2017 se vendía en 376 pesos, un alza de 43.81%, de acuerdo con datos la Comisión Reguladora de Energía.

Otro energético con incidencia en el bolsillo de la población fue el alza de la gasolinas. Por ejemplo, el costo de llenar un tanque de 40 litros de un auto con gasolina Magna (la de mayor consumo en el país) pasó de 559.2 pesos en diciembre del 2016, a 661.6 pesos al cierre del año pasado, un alza anual de 18.31%.

Entre los productos indispensables de la dieta familiar que subieron de precio en 2017 están la tortilla de maíz, la leche, el huevo, el azúcar, el pan de caja, el aceite, el arroz, además de una serie de frutas y hortalizas cuyas cotizaciones han sido más volátiles.

De hecho, el índice de precios de la canasta básica, que comprende una serie de bienes y servicios mínimos necesarios y que consumen familias de bajos recursos, reportó un alza anual de 9.61% en  2017, la tasa más alta en más de 17 años, desde abril de 2000, cuando se ubicó en 9.74%.

Con información de El Universal

Comentarios