310 mujeres han muerto asesinadas este año en el Estado de México.

- Publicidad -

Angelita “La niña de las calcetitas rojas” es una de las 310 mujeres víctimas de feminicidio y homicidios violentos que se registraron este año en el Estado de México.

Hasta el 8 de diciembre de acuerdo a cifras de la Alerta de Género, se registraron 59 feminicidios en esta entidad, la más poblada del país, informó el fiscal Alejandro Gómez Sánchez.

En el 2016 se registraron 66 feminicidios en el mismo lapso, indicó el fiscal mexiquense, al negar que los asesinatos de mujeres se hayan  incrementado en el Estado de México.

Lo mismo sucedió con los homicidios violentos de mujeres, toda vez  que de enero hasta el 8 de diciembre 251 mujeres fallecieron en territorio mexiquense, en tanto que un año antes, 256 murieron en un entorno de violencia.

Esta baja ligera es considerada como una “contención” del feminicidio en el Estado de México, compartió Dilcya García Espinosa de los Monteros, Fiscal Central para la Atención de Delitos Vinculados a la Violencia de Género de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México.

Tanta violencia contra las mujeres en el Estado de México, llevó a autoridades federales a declarar Alerta de Género en once municipios  mexiquenses: Ecatepec, Nezahualcóyotl, Tlalnepantla, Toluca, Naucalpan, Cuautitlán Izcalli, Tultitlán,  Valle de Chalco, Chalco y Chimalhuacán.

Este año en Nezahualcóyotl se registró un repunte en materia de feminicidios, pues mientras que en todo 2016 solo registró dos casos, este año lleva cinco mujeres muertas por motivos de género, hasta el mes de octubre, lo que representa un incremento de 150%.

Justo en el municipio de Nezahualcóyotl fue donde el 18 de marzo, apareció muerta “Angelita” y una pequeña de poco mas de tres años, con el cuerpo semi desnudo golpeado en el cruce de la avenida Bordo Xochiaca y la calle Virgen del Camino en la colonia Virgencitas.

A casi 8 meses de este feminicidio el cuerpo de la pequeña no ha sido reclamado por familiares y permanece sin identificar en una tumba del Parque Memorial en el Municipio de Naucalpan, donde personal de la FGJEM decidió sepultarlo porque “un angelito no podía irse a la fosa común”, afirmó Dilcya García Espinoza de los Monteros.

Esta niña fue nombrada como la niña de las calcetitas rojas, por activistas en materia de feminicidios y por el padre Alejandro Solalinde Guerra quien pidió al fiscal general mexiquense avances en esta investigación a fin de capturar a los homicidas de la niña y localizar a su familia.

Con información de El Universal.

Comentarios