De 233 detenidos en la guerra contra el narco, solo 13 fueron sentenciados

Así lo revela una investigación de MCCI, la cual da cuenta de que, en los sexenios de Peña y Calderón, la mayoría recibieron condenas por delitos menores

28 de septiembre de 2007.-Sandra Ávila Beltrán
- Publicidad -

Una investigación periodística realizada por Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) publicada este fin de semana en el semanario Proceso revela que, de 233 personas consideradas objetivos prioritarios” en la guerra contra el narco encabezada por las Administraciones de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, solo 13 fueron sentenciadas.

De esos casos, 10 fueron por delitos menores de portación de armas con penas de entre uno y cinco años de prisión, como el caso de Sandra Ávila Beltrán, conocida como la Reina del Pacifico”; uno más por lavado de dinero, que fue el caso de Vicente Carrillo Leyva; y los otros dos por delincuencia organizada.

La investigación titulada El otro fracaso de la Guerra contra el narcotráfico”, refiere que si el operativo para cumplimentar la orden de aprehensión en contra de Ovidio Guzmán López, hijo del Chapo Guzmán, hubiera sido exitoso durante la administración del panista o el priista, nada garantizaría que el joven permaneciera en prisión por la comisión de delitos contra el narcotráfico, pues hace evidente que el 95% de los casos ha quedado en la impunidad.

De los 233 objetivos prioritarios” en esos 12 años, 15 fueron asesinados en enfrentamientos con policías y militares, cuatro murieron en prisión luego de haber sido detenidos, tres se fugaron y en 16 casos fueron extraditados a Estados Unidos como Joaquín Guzmán.

En los otros 177 casos restantes, las autoridades han ido perdiendo la batalla legal, pues en al menos 11 casos los acusados fueron absueltos y en otros más continúa la pelea legal en tribunales.

De los 233 casos señalados como los más buscados, 72 pertenecían a los Zetas, 45 al cártel de Sinaloa (Pacífico), 22 al cártel de los Beltrán Leyva, 22 a la Familia Michoacana, 19 al cártel de Juárez, 17 al cártel del Poniente, 14 a cárteles diferentes, otros nueve al cártel del Golfo, siete al Cártel Jalisco Nueva Generación, seis a la organización denominada Caballeros Templarios y cinco al cártel de los Arellano Félix.

Durante el sexenio de Felipe Calderón fueron detenidos 96 pertenecientes a ocho cárteles diferentes y con Enrique Peña Nieto 131. En la actual administración, solo se ha detenido a uno perteneciente al cártel de los Rojos.

(Con información de Proceso y MCCI)

Comentarios